martes, enero 22, 2008

CINE

La película de Portabella es mejor que buena; a lo mejor empiezo a confiar en los seres humanos.
¡Qué gozada! He disfrutado muchísimo. Estábamos 4 personas en el cine. Saber de antemano que puedo relajarme porque nada va a agredir mi sensibilidad es un plus a priori.
Y, si además regalan belleza pura y ¡buena música! ¿qué más puedo pedir?
Para empezar la película tiene el poder de parar, era obligatorio pararse y a partir de estar en estado de "STOP IF YOU CAN", la función comienza.

No hay comentarios: