lunes, abril 28, 2008

DESDE LA VENTANA DEL HOSPITAL



Una parada obligada.
Una semana para recapacitar.
Ha sido como ir a la madre nodriza para llenarme de combustible y ¡vive Dios! que lo he conseguido.
Me siento fuerte en mi interior, en mi mismidad, en la certeza de que poco a poco los pasos que voy dando dan fruto.
Además, he adquirido seguridad en mí misma como artista que era mi punto débil.
Tenía tantas ganas de volver a mi blog y a mis queridísimos blogueros y tengo ganas de hacer un wiki para que todos podamos participar, un wiki en el que todo sea conocimiento, belleza y verdad y en donde la libertad de expresión brille con todo su esplendor y que ya no nos dejemos tomar el pelo nunca más.

No hay comentarios: