jueves, septiembre 04, 2008

COMPRANDO CESTAS EN GAMIZ




Cuando se tiene auténtica determinación para lograr algo y no se ceja en el empeño, al final se consigue.
Así fue como encontré a la última generación de cesteros de Gamiz. Preguntando, insistiendo, incluso siendo terca a veces.
Un oficio que empezó el abuelo de José y Antonio y a través del padre llegó a estos dos artistas de la cestería que a pesar de los 85 años de José, aún trabajan cada día haciendo maravillas.

5 comentarios:

Maria Seco dijo...

Un estudio de escultor

Anónimo dijo...

es alucinante ver lo atemporal, todo convive al mismo tiempo, hasta yo mismo.

Anónimo dijo...

la chica Riviere es muy linda siempre está contigo.

Anónimo dijo...

bonitas cestas ¿donde está eso?

Anónimo dijo...

esto es historia