martes, enero 27, 2009

NATURALEZA





Placer de una noche de verano (Wang Wei)

Se va quedando lejos
nuestra natal montaña
y la Luna nos guía.
Una pródiga escarcha
argenta nuestras túnicas
y vuelve más pesadas.
De pronto, nuestra vista
quiere medir distancias
que recorrimos juntos,
pero la bruma blanca
se tiende por el éter
y ahoga la campaña.
Mano en mano seguimos
a la rústica granja
donde viejos amigos
esperan la llegada.
Ahora nos hundimos
por una senda llana
sombría de bambúes
que abanican la marcha.
Estamos todos juntos.
¡Qué deleitosa gracia!
De perfumado vino
llenan mi frágil taza
y la canción modulo
del viento en la enramada.
Al escuchar mis notas
los ruiseñores cantan,
preludian los insectos
y croan, croan las ranas.


Música: STOCKHAUSEN (Kontakte: Struktur XXXIF. Page 32

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Bella poesia, belle luoci e brava Blanca!Que alegría que ya estes bien de nuevo! Un abracito IA

Maria Seco dijo...

Echaba de menos tus naturalezas.

Anónimo dijo...

Hay una cancion que dice;
NADIE SABE LO QUE TIENE
HASTA QUE LO VE PERDIDO...
Te extrane muchisimo estos dias que te ausentaste y ahora que has vuelto,Felicidades por seguir posteando y que viva LA Comunicacion!

Blanca Oraa dijo...

@Anónimo1:
Muchas gracias cara Isabella.

Blanca Oraa dijo...

@María Seco:
Te vas a cansar de mis naturalezas porque cada dí me gustan más.

Blanca Oraa dijo...

@Anónimo2:
Es bonito lo que dices, mucho en pocas palabras, te lo agradezco.