lunes, marzo 02, 2009

ERREKA






UNA VISITA A CHANG, EL TAOISTA
RECLUIDO DE NAN-CHI 1


A lo largo del camino
cubierto de musgo,
En dirección a tu choza,
descubro las huellas
de tus pasos.
Blancas nubes yacen ocultas
sobre tu silenciosa isla;
Fragantes hierbas crecen
hasta la altura
de tu inútil puerta.
Un chubasco pasajero
revela el color
de los pinos.
Vagando por los cerros
hallé el nacimiento
de un arroyo.
Arroyo, flores, meditación:
todo es uno y no sienten
la necesidad de hablar.


Liu Chang-Ching

4 comentarios:

Maria Seco dijo...

El arroyo sale a tu encuentro cuando intuye el sonido del motor de tu coche, te conoce y te quiere
Bulle contento para que tu estes contenta porque sabe que eres generosa y sabe que le quieres.
Es complice de los pajaros y les pide que canten suavito para no asustar a tu alma de seda.

Isabel dijo...

PRECIOSO conjunto de video, audio y poesía.

Blanca Oraa dijo...

@maria seco: poético con toque dadá. Muchas gracias.

Blanca Oraa dijo...

@ Isabel:
Gracias por tu apreciación.