viernes, abril 10, 2009

MATER DOLOROSA




Stabat Mater Dolorosa


Por Albert Balasch

No sé,
si vuelves, vuelve para hablarme.
Nunca olvides tu lengua,
la mía -tan solo ahora enfrentada-
en sílabas mal mordidas por los recuerdos,
herrumbre de lenguaje.

Si vuelves, vuelve para contar todos los hijos muertos
que yacen de locura en tu caja de zapatos,
porque no queda leche de color alguno por escupir... o estrangularse.

O bien huye. Deshazte del pasamontañas,
aférrate al polvo y hazlo polvo, polvo blanco,
que nunca preguntaremos de dónde te has ido.

O bien vuelve. Vuelve y dime si renuevas los pecados esta noche

(a mi lado) o, al contrario, dices silencio,
esta noche (y estás allí).

No hay comentarios: