jueves, mayo 21, 2009

EL BOSQUE ENCANTADO



Poema El Ruiseñor de Samuel Taylor Coleridge


…Y un bosque yo me sé,
vasto, muy cerca de un castillo enorme,
que su señor no habita. Y en el bosque
los zarzales indómitos se enlazan
y quiebran los senderos, y la hierba apretada
y los botones de oro cubren las avenidas.
Mas nunca supe de un lugar tan lleno
de ruiseñores. Cerca o a lo lejos,
en árbol o zarzal, por todo el bosque,
se contestan e incitan en su canto,
con la pugna de trinos caprichosos,
murmullos musicales y rápidos gorjeos
y un leve silbo de mayor dulzura…
Tanto llenan el aire de armonía,
que, cerrando los ojos, olvidarías casi
que no era día. En los arbustos plateados
de luna, que abren leves hojuelas con relente,
tal vez los vieras sobre ramas finas,
sus ojos muy brillantes y redondos
centelleando, mientras un gusano de luz
ya su antorcha de amor alza en la sombra…

Versión de Màrie Montand


Música: Andrea Neumann/Burkhard Beins (Bron)

3 comentarios:

nimenos dijo...

y que bonita película aquella también, eh? Ese Alfredo Landa, sensacional.... un crack....

Será porque me gusta la naturaleza dura que si tuviera un jardín sin duda sería manierista.

No se que digo....

Anónimo dijo...

Habéis visto al Baby Koala?

Blanca Oraa dijo...

@Nimenos:
La naturaleza da tanta paz...