martes, junio 30, 2009

EL ASFALTO




Poema Dos Girasoles Sobre El Asfalto de Damaris Calderón


En el terminal de ferrocarriles
sentada con mi madre
dos girasoles sobre el asfalto.
Su mano borra todo sucio paisaje.
Nunca he comido sino de esa mano
nunca
sino de ese fruto macerado.
Me enseñabas un sendero
para que no me extraviara.
Y siempre regreso, pequeño afluente,
buscando un poco de sosiego
como se le da al enfermo
una cucharada de sopa
Y la cuchara hace frías,
metálicas promesas
hasta que la cabeza se queda
recostada contra el velador.
Una oruga cantándole a un gusano
-la canción de la morfina-
la cabeza roída por dentro,
el tallo esplendente conectado al tubo de oxígeno.
El mar, como un patrullero
pisándome los talones.
Thalassa thalassa
he intentado vivir siete veces.


Música: as above/bellow (awoken by cosmic breakin' loops)

2 comentarios:

Maria Seco dijo...

Ecléctico

Blanca Oraa dijo...

"María:
Lo hice queriendo, a veces me gusta salirme de mis costumbres, además no veo demasiada diferencia entre Zorrozaurre y el guggenheim, cuando pase el tiempo todo queda parecido.