miércoles, septiembre 02, 2009

LAS SILLAS DE BRIGHTON






A pesar de que Las sillas de Brighton las pinté y vendí hace mucho tiempo, he querido mostrarlas para que veáis hasta qué punto mi atracción por las rayas hacía que la vida me llevara a lugares en donde me encontraba con mis obsesivas amigas: las rayas.
La playa de Brighton no es demasiado agradable, es de piedritas y el tiempo no es el mejor del mundo pero estar sentada en una hamaquita dejándose acariciar por la suave brisa del Atlántico tapada con una manta, es un plan muy inglés.
Además Brighton ha sido destino de veraneantes elegantes durante mucho tiempo y tiene buenos restaurantes y algunos lugares sofisticados.

Ultimamente ha bajado el nivel, sin embargo han añadido sillas de rayas rojas y blancas que le dan mas color a esa playa de invierno.


6 comentarios:

Maria Seco dijo...

El viento de Brighton con la mantita (musica)
Alli, en la playa, comi la mejor hamburguesa de mi vida.

Maria Seco dijo...

me han gustado las pinturas porque se nota lo incomoda que es la playa, y el aire molesto.

Blanca Oraa dijo...

@María: Como te lean los de Brighton con lo orgullosos que están de su playa.

Nes dijo...

Me gustan. Vengo de estar cuatro días en Italia, fui a una playa en Nápoles que la hubieras pintado tu perfectisimamente, con sus casetas...me acordé. Un saludo.

u minúscula dijo...

me encantaría ese plan.
ya no pintas hamacas?
buenas noches blanca

Blanca Oraa dijo...

@ Nes y u minúscula:
Muchas gracias por vuestros comentarios.
Ya no pinto nada, solo me dedico a mis blogs y a difundir el mensaje de mi Prem Rawat.
Ambas cosas me satisfacen plenamente.