jueves, junio 02, 2011

BOSQUE FRENTE A MI CASA

  










El bosque, un bosque, cualquier bosque, la palabra bosque me extremece siempre.
Tiene la capacidad de cambiar mi estado de ánimo.
Estar en el bosque hace que me sienta como si tuviera que actuar de una manera especial, estar en silencio, intentar no emitir sonidos, tratar de no interrumpir la vida cotidiana de los seres que allí habitan porque todo es tan sutil que mi brusquedad puede asustarles.
He tenido experiencias realmente interesantes en diferentes bosques que jamás las contaré porque solo a mi me pertenecen y también porque no me gusta que cuando cuento algo que es verdad, lo pongan en entredicho.
Total, lo que yo sé, lo que yo vivo es mío y nadie me lo puede quitar.
Siento gran atracción por los bosques y el que tengo justo enfrente de mi casa, aunque carece de atractivo aparente, ha empezado a interesarme.


BOSQUES QUE HE FILMADO:

EL BOSQUE SAGRADO

ARBOLES CON LIQUEN




ARBOLES EN FLOR

EN MEDIO DEL BOSQUE


4 comentarios:

Maria Seco López dijo...

Tu has conseguido que el bosque sea interesante.
Parece un cuadro de Rousseau

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Un comentario muy poético.
Muchas gracias.

Mercedes dijo...

Blanca querida, es un regalo precioso, me emociona porque amplía el espacio del mapa onírico y psicogeográfico para mis vuelos en la leve atmósfera de las ensoñaciones sanadoras ✿◡‿◡✿ ¡¡ Gracias amiga, es un bosque encantador !!

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Y seguiré indagando inspirada por tu afirmación de que todos los bosques son sagrados; me llegó al alma.