sábado, mayo 04, 2013

La mejoría









¡Qué difícil es encontrar información sobre la alimentación según el grupo sanguíneo!

De momento lo mas fiable es lo que escribe el doctor Peter J. D'Adamo aunque tengo serias dudas respecto a la soja ya que puede ser transgénica.

Otra cosa que me parece brutal es que el único pan que puedo comer yo es el de Ezequiel o esenio
al que mi paladar no consigue acostumbrarse.

El proyecto que tengo entre manos es muy duro por varias razones:

_Dejar de tomar fármacos produce unos síntoma de abstinencia mucho mas dolorosos desde un punto de vista físico que los de la heroína. Tiene la ventaja de que los fármacos no crean adicción mental.
_El enfrentamiento a la luz de la realidad es bestial. Los fármacos atontan tanto que todo se ve borroso.
_Es difícil encontrar personas que respeten esta acción. Incluso se atreven a desanimarte.
_Dificultad para encontrar información sobre el cambio de alimentación.

Por otro lado, la fuerza que recibo es mucho mas potente que lo que intenta derrotarme:

_El proceso de detoxificación se hace notar paso a paso.
_La fuerza que de ahí deriva es hercúlea.
_En el momento en que me encuentro ahora, tras cuatro meses de haber dejado los fármacos, es de tal lucidez que yo misma me asombro y eso que todavía no estoy ni en la mitad del camino.
_He adelgazado muchísimo lo que supone que me estoy acercando a mi estado natural.
_No tengo ansiedad, como solo lo que necesito.
_La naturaleza es tan sabia que todavía no me ha devuelto totalmente el paladar perdido por lo que me quedo satisfecha comiendo lo que me corresponde.
_El sueño es profundo.

No hay comentarios: