miércoles, octubre 02, 2013

hannah arendt







he leído tanto sobre hannah arendt que cuando tenga la oportunidad de ver la película creo que le voy a sacar muchas calidades.
mientras espero, alimento mi intelecto con textos ajenos.
me ha parecido interesante la crítica de marcelo expósito sobre lo escrito por horacio gonzález:

soy bastante fan de horacio gonzález pero su crónica en el página 12 de la película de von trotta sobre hannah arendt es ya solo en sus dos primeros párrafos un compendio de ciertos anquilosamientos de la izquierda tradicional - la frase "No es que el film alcance la profundidad que debería tener una pieza precisa de reflexión sobre la violencia y el significado de lo humano, pues finalmente está hecho de imágenes y éstas llegan a los conceptos apenas rozándolos" es terrible, síntoma de la pervivencia de un logocentrismo recalcitrante donde la 'palabra intelectual' es la figura superior de todo proceso de pensamiento - ¿por qué las imágenes no pueden servir para alcanzar 'profundidad de reflexión'? ¿y por qué esta profundidad ha de equipararse exclusivamente a la reflexión 'intelectual' mediante la palabra? - esta segunda pregunta nos lleva inmediatamente al siguiente problema grave de esta reseña de horacio gonzález, atención: afirma que los "pequeños ingredientes sentimentales y algún que otro desliz más cercano a ciertos tonos de comedia que al rigor áspero de la tragedia" son concesiones de la directora al público - ingredientes sentimentales? - qué grave resulta que un intelectual de la talla de gonzález sea incapaz de percibir en la película la perspectiva feminista de von trotta, según la cual un retrato de arendt debe incorporar la relación entre su dimensión de figura intelectual pública y la trama compleja de afectos que se produce a raíz de su condición de desplazada del nacionalsocialismo y judía no sionista - y resulta grave aunque solo fuera como una negligencia en la lectura del film, porque justamente ahí estriba uno de los nodos reflexivos de la película: von trotta no parece disentir de las acusaciones que la película recoje, de quienes se confrontaron a arendt. muchos compañeros y personas cercanas, señalándola como alguien que disociaba, en su escrito sobre eichmann, el pensamiento y los sentimientos / el resto de la crónica, centrada propiamente en el libro de arendt, es por supuesto brillantísima, como no podíamos esperar menos de su autor, y recomiendo vivamente leerla - pero las reflexiones iniciales que dedica a la película de von trotta son peor que decepcionantes, sintomáticas de viejos prejuicios progresistas / http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-230330-2013-10-02.html

No hay comentarios: