martes, mayo 20, 2008

HERIDAS






Hace 20 años me rompí el fémur en cuatro partes.
Me pasé tres meses inmovilizada en el hospital de Cruces.
Me impresionó tanto la experiencia de mi propio sufrimiento y el de los demás, que cuando llegué a mi casa hice una obra en la que expresé mi vivencia.
Se llamó HERIDAS:
La expuse en varios sitios.

La primera vez que ví mis HERIDAS colgadas, me impresionaron tanto que pensé: ¡cómo habré sido capaz de hacer algo tan violento!
La gente reaccionaba ante mis heridas de las maneras más insospechadas. Algunas personas me miraban como si estuviera loca, otras se interesaban muchísimo e incluso las compraban diciendo que quedarían muy bien sobre un mueble antiguo.
La HERIDA más grande, que se llamaba "Por no ser prudente tuve un accidente" ganó un premio en un concurso de pintura de Osakidetza.




Cuando expuse mis HERIDAS en el aula de cultura de Torrelavega, Jesús Hoyos Arribas, a la sazón jefe de cultura del Alerta, el domingo 11 de febrero de 1990, publicó en su periódico:

HERIDAS, UNA IMPACTANTE EXPOSICION DE LA BILBAINA BLANCA ORAA EN TORRELAVEGA La artista realiza su trabajo con materiales quirúrgicos

La pintora Blanca Oraa Moyua (Bilbao, 1946) expone desde primeros de mes una interesante muestra artística en la Casa de Cultura de Torrelavega, bajo el título genérico de HERIDAS. El oscuro mundo de los hospitales, los lamentos, las curas de urgencia, el enfrentamiento con la muerte cara a cara y otras constantes de los centros médicos, son el hilo conductor de una artista valiente que nos recuerda los débiles límites de la vida.
La propia experiencia de esta creadora vasca, que atravesó una difícil convalecencia en el hospital bilbaíno de Cruces tras un aparatoso accidente de moto, hicieron replantearse un giro radical en su carrera artística para hacerse eco de una realidad incuestionable: Oraa se une de esta manera a los artistas que sitúan en un lugar hegemónico la experiencia vital sobre el ejercicio meramente esteticista.
En urnas de cristal, Oraa busca la difícil belleza que se esconde en los momentos más dramáticos. Yodos y mercrominas son utilizados como pigmentos con los que se tiñen gasas esterilizadas y algodones entrelazados con puntos de sutura hasta conformar un arte que, más que nunca, es un grito en la pared.

De pronto Joseph Beuys

En la colección que Blanca Oraa presenta en Torrelavega destaca una pintura dedicada al malogrado artista alemán Joseph Beuys, también en su día licenciado de hospitales, con el que en esta muestra la bilbaína tiene numerosos puntos en contacto: También Beuys intentaba predicar el atractivo oculto de los materiales innobles, el diálogo permanente del creador con los sucesos incontrolables que, se quiera o no, acaban siendo las principales vías de aprendizaje del ser humano.
Tantas veces es necesaria la presencia del acontecimiento repentino, que sacude la rutina y despierta de su letargo al viajero por el complicado sendero de la existencia.

Sin concesiones

Ciertamente, estamos ante un trabajo sin concesiones dedicado a los buscadores de la autenticidad en el complicado mundo de las artes plásticas.
Evidentemente, la muestra desconcierta al espectador, tanto por lo inusual de los materiales quirúrgicos, sobre los que Oraa formula sus propuestas, como por lo ajeno que este nuevo expresionismo es a las caprichosas modas que gobiernan el mercado.
Oraa, que paralelamente a la exposición de Torrelavega realiza otra importante muestra en el país vasco, es licenciada en Bellas Artes y tiene una dilatada carrera a sus espaldas. Se vuelca ahora en aquello de grito que siempre escondió el arte.




9 comentarios:

Anónimo dijo...

¡qué desagradable!
Comprendo que es un trabajo original pero resulta repelente.

Blanca Oraa dijo...

Yo soy la primera que pienso que mis heridas son desagradables...

Anónimo dijo...

Muy interesante tu trabajo heridas y muy buena la crítica de Jesus Hoyos, así se debe trabajar, sin miedo.

Anónimo dijo...

Yo vi una herida de esas en la sala Juan Larrea, en la Gran Via de Bilbao, la que ganó el premio de Osakidetza.

Anónimo dijo...

Yo vi una herida de esas en la sala Juan Larrea, en la Gran Via de Bilbao, la que ganó el premio de Osakidetza.

Blanca Oraa dijo...

la expo de juan larrea era colectiva

Anónimo dijo...

Se parece a la autobiografía que tienes en youtube, ers bastante siniestra .

Anónimo dijo...

Buen trabajo y buena crítica

Anónimo dijo...

la relacion de tus heridas con Beuys es un poco forzada