jueves, junio 11, 2009

SIGAMOS CON EL ARTE DE LOS AÑOS 70






Pues si, en los años 70 el entusiamo por el arte era pura pasión.
La primera promoción de BBAA empezó improvisando un espacio en el Museo de Arqueología de la plaza de Unamuno, pusieron de director al señor Milicua (gran experto en Ribera) y nos trajeron unos profesores recién salidos de la escuela de San Jordi, exceptuando a Vicente Larrea que nos daba escultara, en el primer año de comunes..

El horario era:
-de 08:00 a 14:00
-de 16:00 a 18:00

Las asignaturas eran:

- dibujo del natural y del antiguo.
- colorido y composición.
- modelado.
- procedimientos pictóricos.
- historia del arte.
- religión.

Las modelos femeninas estaban desnudas y a los hombres les ponían un taparrabos.

Como el señor Milicua estaba muy ocupado. pronto pusieron de director a Luis Badosa, que es de Olot.

Eramos muy felices.
Los sábados por la mañana nos permitían ir a pintar y era la mayor felicidad.

Despues de dos años nos llevaron a un edificio que hicieron en Sarriko especial para BBAA y allí ya todo empezó a ser más serio, con asambleas políticas, delegados de curso etc.

Y es estando allí cuando la galería Lúzaro, que tenía gran prestigio, nos invitó a exponer.

Cuando todavía estábamos en el museo de arqueología, la galería Mikeldi, también de gran prestigio, nos organizó una expo de un cuadro por persona y jamás olvidaré que mi queridísimo y admirado amigo y artista Jose María Ucelay se vino desde Busturia en un taxi para apoyarme en la primera exposición importante de mi vida.


Música: María Callas (Sovra Il Sen La Man Mi Posa)

2 comentarios:

Rubén dijo...

Vaya época para vivirla en una facultad de Bellas Artes. Me interesa mucho una cosa que comentaste una vez, cuando hablaste de quienes se interesaban más por las drogas y quienes lo hacían más por la política. ¿Había encontronazos entre estos dos tipos de gente?

Blanca Oraa dijo...

@Rubén:
No, los políticos hacían sus asambleas y se reunían y hablaban mucho y convocaban asmableas y protestaban y los de las drogas, entre los que me encontraba yo, nos dedicábamos a oir música, ir a pintar del natural, juntarnos para enseñarnos nuestro trabajo, otro estilo.
Eramos muy felices, siempre estábamos con los pintores de San Sebastián u nuestrapeli de culto era Arrebato, la de Iván Zulueta.
Nosotros siempre estábamos dibujando y haciendo cosas hasta que llegó la heroina.