domingo, mayo 13, 2012

DESPEDIDA











Por mas que lo he intentado, jamás he conseguido que me interese el fútbol.

Tengo cierta debilidad, por influencia del pensamiento colectivo, del Athetic Club de Bilbao y además me gusta el rojo y blanco sobre negro pero de ahí a esa locura que sin salir de mi propia casa ha llenado las últimas semanas... demasiado ruido para mi espíritu sediento de paz interior.

Dijeron algo en la radio que me hizo pensar:

"Mientras en España todos los jóvenes dicen Mesi y Ronaldo, en EEUU solo hablan de Steve Jobs y Bill Gates" sic.

He trabajado sobre el Athletic, como símbolo de paz capaz de romper barreras ideológicas, de unir a los enemigos, pero de ahí a convertirlo en un circo en el que solo hay leones... enfín, dentro de poco me entregará Maite Sota, magnífica encuadernadora, el libro que está armando con mis últimas ceras verticales sobre el Athletic y no diré de este agua no volveré a beber, porque con tal de llevar la contraria soy capaz de llevármela a mi misma.

Ya os enseñaré el libro.
Tenía intención de exponerlo en la feria de Madrid, pero me temo que se está retrasando, lo cual casi me complace porque participar en ferias es estresante y agotador y lo que menos deseo es complicarme la plácida existencia que he conseguido con esfuerzo y rompiéndome la pierna sin necesidad de jugar al fútbol.

2 comentarios:

Maria Seco López dijo...

real como la vida misma

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Ya, está basado en mi propia vida, cuando por amor a mi exmarido jugaba al golf sin que me gustara nada.