domingo, julio 01, 2012

Beatriz se prepara para la boda

video












Ayer se casó uno mas de mis múltiples sobrinos y yo me encargué, como de costumbre, del estilismo de mi hija Beatriz.

Beatriz es deportista por naturaleza, profesionalmente maestra de golf a pesar de haber estudiado ciencias exactas en la universidad de Fresno CA terminando con Magna Cum Laude.

Desde que nació se rebeló ante las prácticas habituales de las niñas y solo jugaba al fútbol con chicos.
En el jardín_parking de la casa en la que vivíamos (una casa hecha por mi padre para los hijos) se pasaba la vida con sus hermanos y primos, dominando a todos y organizando excitantes partidos.
En su colegio, que era mixto, era portera, la única chica del equipo.

Para hacer la primera comunión se negó a ponerse zapatitos blancos y la hizo con mocasines negros.
Nunca se ponía faldas, siempre chandal o la ropa adecuada para el deporte.
Pronto destacó en el golf por tener la pegada mas fuerte y le becaron para estudiar en la universidad de San Diego pero al llegar allí, no le gustó nada San Diego y se marchó.
A mi tampoco me gusta San Diego.

Antes de hacerse profesional de golf trabajó en otros terrenos, pero su hermano Jaime que trabajaba como profesional de golf para una empresa alemana, le dijo:
Aprende alemán y ven a trabajar conmigo que te va a gustar (sic)

Ni corta ni perezosa metió sus bártulos en el coche y se fue a Hamburgo de donde volvió al cabo de unos mese hablando alemán perfectamente.
Se hizo profesional de golf y desde entonces se dedica a ayudar a la gente que tenga interés en bajar su handicap y tener un swing impecable.

Estudia golf todos los días y sigue asistiendo a cursillos para mejorar sus conocimientos.

También se entrena y juega por placer en la Galea y casi siempre baja el par del campo.
En verano hace surf y una vez al año suele ir a Bali a coger olas y descansar.
En invierno esquía.
Hizo el camino de Santiago en bicicleta.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Soy Carmen. Felicita a tu hija de mi parte por su generosidad al mostrar su lado más sexy...¡bonitas piernas!, por cierto. No tengo una imagen nítida de Beatriz en el año 78, cuando yo cuidaba de sus primos, pero recuerdo una tarde en concreto en la que me quedé al cuidado de toda la prole de tus sobrinos y alguno más...y una de ellas era tu hija, estoy segura, es muy fácil mi dedución porque era la única niña.
¡Ya me imagino de quien era la boda! Anda cuéntame algo, Blanquita, aunque sea en privado por mail, quiero saber...
Yo también hice el Camino de Santiago en bicicleta desde Francia. Estaba a punto de cumplir 40 años y fue una experiencia tremendamente dura a la par que bonita.

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

Las piernas de Beatriz son un tesoro que lo trabaja no por presumida sino por deportista.
Por amor a mi se deja hacer esas fotos porque es la persona mas independiente del mundo y no presume nada de su cuerpo.
La boda te lo cuento en privado.