jueves, mayo 02, 2013

La paciencia










Constato la importancia de la paciencia.
Reconozco que mi nervia descontrolada me había impedido estrenarla.
Una pierna rota y una rodillita fuera de uso con la rótula bailando y un dolor insoportable me están ayudando a desempolvarla y aunque entumecida por la falta de uso, con deleite la descubro.
Es una compañera de viaje encantadora que no deja de sorprenderme en cada paso del camino.

A medida que mi malestar físico va cediendo el paso a cierto bienestar que es recibido con cantos de alegría y agradecimiento supinos, siento que ya el cuerpo se maneja solito y que la rodilla pide a gritos mi cooperación.
He empezado a hacer los ejercicios, me cuesta pero desarrollar el músculo vale el esfuerzo.

Sigo poniendo órden en mi vida, mi cuerpo y mi estudio.
Es tal la necesidad que tengo de limpieza, de deshacerme de lo viejo y empezar una fase nueva de mi existencia que sin temor me deshago de todo lo que no está en uso para que se presente ante mi un lienzo en blanco.
Según el feng shui es preciso desprenderse de aquello que no se ha utilizado durante un año o mas.
Lo he contemplado en otras ocasiones y recuerdo la sensación de paz y libertad que produce.

Afinando el tipo de alimentación y dirigiéndola directamente a mi grupo sanguíneo, he recuperado el paladar.
Con asombro experimento cómo mi cuerpo reconoce lo que le conviene y como un animalito engulle lo que necesita y lo que durante tanto tiempo ha anhelado.


No hay comentarios: