jueves, mayo 09, 2013

Sigo hablando de mi madre









Hubo varios biógrafos que intentaron persuadirle para que contara su vida.
Se negaba sistematicamente.
Sin embargo, un dia cambió de opinión y me pidió que le llevara un aparato para grabar.
Se lo di, le dije como funcionaba y ahí quedó la cosa.
Al cabo de dos o tres meses, me devolvió el aparato diciéndome que no lo necesitaba.
Ante mi gesto de interrogación explicó que si hablaba, tenía que hacerlo con nombres y apellidos y eso podía perjudicar a mucha gente por lo que prefería no hacerlo.








No hay comentarios: