viernes, junio 21, 2013

Vuelvo a ver a Lee









Ayer estuve en Castro Urdiales.
No por hacer una excursión que también es una buena idea sino porque allí visito a Lee mi acupuntor.
Cuando me rompí el fémur y no se soldaba alguien me habló de Lee y durante un año iba todos los jueves para que me pusiera agujas en las manos y así conseguí lo que naturalmente parecía imposible.

Ahora solo pido que me quite el dolor.

Cuando le conté que estaba casi segura de tener rotura de menisco interno, Lee me tomó el pulso con intensa concentración y dijo:

Si no está roto puedo curártelo
Si está roto puedo quitarte el dolor.

Me puso muchísimas agujas y salí contenta aunque todavía no sé si noto mejoría.
Lo que sí sé es que noté gozo al llegar a Castro Urdiales y ponerme en manos de Lee.
Confío plenamente en él.
Lee es de Seúl pero lleva mucho tiempo en España.
Es alto, guapo, está en plena forma física (empezó con las artes marciales antes de estudiar medicina china) y sabe muchísimo.

Está casado con una chica coreana que se llama Suk y es una monada.
Ambos son encantadores.
Tienen una hija llamada Harang que es campeona de golf.
Harang tiene 17 años y es the apple of his father's eyes.


No hay comentarios: