sábado, agosto 23, 2014

La gran decision

Hasta ahora había hecho macrobiótica a veces, sin darle la importancia que merece.
He vivido en contradicción conmigo misma porque sabiendo lo que es bueno para mi a veces comía basura e incluso compraba comida basura para mis hijos.
Esto me creaba un conflicto interior que me ha llevado a la
 enfermedad: cistitis.
La cistitis es una enfermedad propia de la mujer debida a un comportamiento que consiste en darse en exceso a los hijos y/o a las personas del entorno.

Por fin he tomado la decisión irrevocable de no comprar comida que no sea correcta para el régimen macrobiótica que quiero hacer de manera estricta durante 40 días.

Habiendo experimentado en mi misma sus extraordinarios beneficios sería ridículo no hacerlo, sobretodo sabiendo que no es algo definitivo sino que cuando este sana podré permitirme ciertas licencias.


No hay comentarios: