viernes, agosto 22, 2014

Los milagros de la macrobiotica

Es asombroso comprobar en mi y en los que me rodean el trabajo que la macrobiótica hace.
Sin prisa pero sin pausa el cambio de alimentación va limpiando los órganos y poniendo cada cosa en su sitio incluido el estado de ánimo.
He sido testigo de una depresión  profunda curada en 10 días con el régimen 7 de Ohsawa.
La gente de desinfla como por encanto.
A los mofletudos les salen lindos hoyuelos en los papos y los ya delgados se vuelven escuálidos.

A mi no me cuesta mucho comer sólo cereales pero los altibajos en mi estado de ánimo me molestan.
Aún así aquí sigo y estoy tan contenta al ver los beneficios conseguidos que eso me motiva para seguir adelante.

No hay comentarios: