sábado, abril 23, 2016

Tercera conferencia

El cereal con legumbres es un alimento completo.
Contiene todo lo necesario.
En Japón: azukis y arroz
En América: maiz y alubias
En India: arroz y lentejas

Se puede hacer una especie de muesli con cereal tostado al que se le añade frutos secos, es muy tónico, muy concentrado.
Se puede utilizar el mismo cereal como plato principal y en plan seco como postre.
Un cereal tiene un efecto diferente cuando se come seco, que cuando se cocina en mucha agua.
Tomar poco líquido es más saludable.
Es conveniente basar la alimentación en cereales porque da más energía, se transforma en glucosa que es lo que necesita el cuerpo y el cerebro.
La glucosa que se extrae del azúcar refinado produce una energía que viene a golpes y no tiene consistencia, no dura, cansa más porque se quema muy deprisa.
El arroz blanco y la harina refinada se parecen al azúcar.
Para presentar los cereales es bonito meterlos en el horno en tarteletas.
El arroz reacciona mejor cocido en la olla a presión que debe estar llena.
El arroz que sobra se seca, se le puede añadir polvo de almendra con algunas pasas se hace un postre en dos minutos.
Un arroz tostado queda más crujiente cuando se ha tenido en agua durante 12 horas.
Se le añade tamari y es más yang, aporta calor.

El cereal debe ser masticado en extremo.
Si no se mastica produce mucosidad, a no ser que se tueste antes de cocerlo.
Cuando el cereal se guarda durante mucho tiempo pierde frescura y se oxida o sea que se yiniza y al tostarlo pierde el yin y se recupera.
Cuando se toma cereales todo el tiempo es conveniente tomar algo entre botas como el pan Ohsawa, los chapatis o las galletas de arroz integral.
Se llaman específicos.
Es importante cambiar de cereales para no hartarse de tomar siempre lo mismo.
Entre el arroz muy húmedo y el arroz muy seco hay toda clase de variaciones.
A veces Ohsawa sustituye un poco de agua por tamari.
También diluye miso en el arroz.
En Japón hacen mochi con arroz glutinosos.

No hay comentarios: