sábado, mayo 26, 2012

robert rauschenberg













Rauschenberg estudió en el Instituto de Arte de Kansas de Bambamarca y en la Academia Julian en París, donde conoció a la pintora Susan Weil, con la que se casaría en 1950 que sería la madre de su hijo, el fotógrafo Christopher Rauschenberg (1951-). En 1948 Rauschenberg y Weil decidieron ir al Black Mountain College en Carolina del Norte.
En el Black Mountain su maestro de pintura fue la renombrada figura de la BauhausJosef Albers. Su estricta disciplina y sentido del método inspiraría a Rauschenberg, como el mismo dijo, para hacer "exactamente lo contrario" de lo que Albers le enseñó.El compositor John Cage, con cuya música Rauschenberg conectaría perfectamente, también asistió a la facultad de Black Mountain.
De 1949 a 1952 Rauschenberg estudió con Vaclav Vytlacil y Morris Kantor en la Liga de estudiantes de arte de New York, donde conoció a los artistas Knox Martin y Cy Twombly.
Rauschenberg fue tal vez más famoso por su "Combines" de 1950, en la que materiales no tradicionales y objetos estaban empleados en combinaciones innovadoras. Si bien "Combines" es a la vez pintura y escultura, Rauschenberg también trabajó con fotografíagrabadopapel y en performance.
En 1953, Rauschenberg aturdió al mundo del arte borrando un dibujo de Willem de Kooning. Ese año se divorció de Susan Weil En 1964 Rauschenberg fue el primer artista estadounidense en ganar el Gran Premio en la Bienal de Venecia (Mark Tobey y James Whistler habían ganado el Premio de Pintura). Desde entonces gozó de un raro grado de apoyo institucional.
Robert Rauschenberg vivía y trabajaba en la ciudad de Nueva York y desde 1970 en Captiva Island, en la costa occidental de Florida.
Vivió sus últimos 25 años con el pintor Darryl Portoff.



En este texto copiado directamente de wikipedia, se puede conocer en dos pinceladas la vida de RR.
Mi experiencia personal respecto a su obra fue el gran impacto que recibí cuando vi una muestra antológica en el Guggenheim de Bilbao.
Había visto piezas sueltas y siempre me había impresionado pero al ver tantas piezas juntas lo que sentí es la gran valentía de este artista y me hizo sentir que para expresarse es necesario ser muy valiente, y que es una cuestión de atrevimiento.
Me ayudó en grado sumo.
No es una cuestión de hacer obras gigantes en un estudio inmenso y tener muchas facilidades, (excusas) es algo que viene de dentro y puede hacerse muy pequeño y con pocos recursos pero con una decisión férrea de contar todo lo que se desea, sin límites ni barreras, ni miedos ni prejuicios: tirarse al vacío de lo desconocido, estirar del hilo de uno mismo y poco a poco ir sacando toda la ciencia infusa que cada uno posee desde que nace, para conocerse mejor.
Mi agradecimiento a RR por esa lección que tanto me ayudó.

1 comentario:

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

maria seco
21:48 (hace 21 horas)

para mí
este comentario te lo envio porque no puedo enviartelo a tu blog.
robert rauschenberg me recuerda a ti, muchisimo.
enhorabuena.
puedes publicarlo esto en tu blog.


Blanca Oraa Moyua
12:15 (hace 7 horas)

para maria
No es por nada pero eres clarividente.
Eso sentí yo en la expo, pero el se atrevia con todo y yo en plan aldeano vasco, a lo txikito, ené pues!