domingo, noviembre 04, 2012

CAMPO DE CALABAZAS CON STRAUSS


video









He tardado mucho en darme cuenta de que la manera correcta de paladear la vida es hacerlo de la manera mas lenta posible.


Lo sabía y poco a poco, con ayudas externas como puede ser tener la pierna rota, he ido adquiriendo paciencia.
Reconozco que hasta que me rompí la pierna por segunda vez ni siquiera la había estrenado ni tenía intención de hacerlo.
He vivido como una lagartija; me paraba un ratito cuando algo me llamaba la atención y repentinamente huía despavorida buscando otro "algo" que llamara mi atención, estaba ciega.

Esta noche he tenido una revelación: la calma, aprender a saborear la vida, cada respiración, cada instante, cada sensación...todo está cambiando a mi alrededor y yo quieta, puedo acceder a esa magia que es la vida en acción.

Un campo de calabazas es una obra de arte y si además puedo escuchar a Strauss puedo convertir un acto aparentemente insulso en una meditación que serena mi alma y eleva mi espíritu.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Blanca, soy Carmen...No entiendo la expresión de "dar calabazas" porque las de tu campo están para dar y tomar. Los alumnos de mi colegio las vaciaron y decoraron con formas y accesorios originalísimos. Lo hicieron para celebrar eso que los americanos llaman Halloween y que para nosotros se llama Samaín y que tiene su origen en las celebraciones que hacían los antiguos celtas que habitaron nuestras tierras gallegas en los numerosos castros que aún conservamos.Un beso.

Blanca Oraa Moyua dijo...

Te echaba de menos.
Me alegro que me cuentes lo de los celtas porque lo del Halloween me horroriza; ahora, sabiendo que es un rito celta y gallego, me uno a él con entusiasmo.

Anónimo dijo...

Blanca, no hace mucho que te mandé un comentario en donde hablabas de la canción " Resistiré" pero no obtuve contestación y supuse que no lo habías leído. Ahora ya estoy segura del todo: en él te hablaba de lo último de mi hermano que lleva 10 días hospitalizado por dos hipoglucemias que lo hubieron de llevar a la tumba. Ya estamos pensando en volver al geriátrico con él; de esta vez a otro que está más cerca del pueblo para llevarlo de vez en cuando a su casiña y que siga teniendo contacto con su entorno más próximo.En fin, una penita, pero la vida es así de dura.

Blanca Oraa Moyua dijo...

No, no lo recibí, al contrario, pensaba que tu hermano estaba mucho mejor.
Rezaré por él que es lo que mejor sé hacer.
¡vaya temporada llevas!
Dios te conserve la fuerza para afrontar todo lo que tienes.....